El desarrollo de centrales eólicas, pese a ser promocionadas como fuentes de "energía verde", muchas veces podrían representar amenazas de conservación a murciélagos.  El PPRABC tiene experiencia en Estudios de Impacto Ambiental para proyectos parques eólicos y ofrece sus servicios de consultoría para los mismos. El PPRABC adopta como suya y se identifica completamente con la posición oficial de RELCOM acerca de los parques eólicos.

La Red Latinoamericana para la Conservación de los Murciélagos (RELCOM) reconoce que todo desarrollo tecnológico conlleva un impacto sobre el ambiente. Entendiendo esto, apoyamos el desarrollo de tecnologías de energía que redunden en una reducción de la contaminación atmosférica. No obstante toda tecnología verde debe estar en armonía con la conservación de la biodiversidad y la salud del medioambiente.

Los servicios a los ecosistemas provistos por los murciélagos han sido claramente demostrados, así como su balance positivo sobre la economía global. En los últimos años, se ha demostrado también el impacto adverso que los parques eólicos tienen sobre las poblaciones de algunas especies de murciélagos.

Consciente de estas realidades, RELCOM se mantiene atenta al desarrollo y operación de parques eólicos en Latino américa y de las medidas tomadas por gobiernos y empresas privadas para minimizar el impacto que dichas instalaciones generan sobre los murciélagos.

Consecuentemente, consideramos que el desarrollo de un parque eólico debe ir precedido de una evaluación técnica de la localidad escogida con el fin de determinar las especies de murciélagos presentes y su abundancia, así como un monitoreo posterior al inicio de operaciones de la instalación, que sirvan para recomendar las mejores prácticas de manejo.

PROGRAMA PARA LA CONSERVACIÓN DE MURCIÉLAGOS DE LAS ISLAS DE ARUBA,

BONAIRE Y CURAZAO

 

PLAN ESTRATÉGICO 2014-2018

(FIRST DRAFT)

  

Fernando Simal

Bonaire, 19 de Octubre de 2013

 PPR (Siglas en Papiamento del Programa de Conservación de los Murciélagos):

Es un grupo amplio, incluyente y plural de personas e instituciones que representa a su país y que trabaja por el bienestar de los murciélagos , combinando acciones en tres áreas fundamentales: investigación científica, educación y conservación. PPRABC es un miembro de RELCOM (Red Latinoamericana y del Caribe para la Conservación de los Murciélagos).

 

Introducción

 Los murciélagos proveen servicios ecológicos extraordinariamente importantes e inciden directamente en nuestro bienestar cotidiano y calidad de vida. Un solo murciélago es capaz de alimentarse de más de mil mosquitos en una sola hora. El 75% de las especies de murciélagos se alimentan de insectos, lo cual los hace aliados clave e indispensables de la agricultura, y su valor como controladores de plagas ha sido calculado en varios cientos de miles de dólares por cada 100 km² de cultivo. Por otro lado, muchas especies de murciélagos se alimentan de frutas y dispersan las semillas de muchas especies de importancia ecológica y económica. Se ha demostrado que los murciélagos son los dispersores de semillas más importantes en las selvas húmedas tropicales, y la dispersión por murciélagos es uno de los mecanismos más importantes de regeneración natural de las selvas.  Además, muchas plantas ecológica y económicamente importantes dependen de los murciélagos para su polinización, algunas de manera exclusiva.

 Según Dinerstain et al. (1995), el ecosistema árido del Caribe está caracterizado como “Vulnerable” debido al incremento de conversión de bosques naturales en terrenos para desarrollo urbano  y áreas de recreación y turismo. Muchas especies de flora y fauna endémicas a los ecosistemas áridos del Caribe se consideran en riesgo de extinción (Densmore, 1986; Collar et al., 1992; ONU Oficina de Estadísticas, 1997; Stattersfield et al. 1998; http://www.natureserve.org/infonatura/; http://www.biodiversityhotspots.org).

 Las islas ABC son un buen ejemplo de áreas en el Caribe en las cuales los ecosistemas áridos terrestres están reduciéndose debido al cambio de uso del suelo. Este cambio es  generado principalmente por proyectos de desarrollo urbano y turístico. Una gran cantidad de hábitats se encuentran fuera de las zonas protegidas como Parque Nacionales y figuras similares. Estas áreas contienen una porción substancial de la fauna y flora que representa a las islas pero no garantizan la protección adecuada de especies de vertebrados con gran capacidad de movilidad como son las aves y los murciélagos. Finalmente, inclusive dentro de los parques nacionales de las islas ABC los hábitats se encuentran agudamente degradados por la presencia incontrolada de especies exóticas invasoras de vertebrados herbívoros y predadores, como por ejemplo cabras y gatos.

 Proteger los murciélagos de estas islas es fundamental para poder preservar la biodiversidad de las mismas.  Las interacciones ecológicas entre murciélagos y plantas son vitales para sostener la vida en las regiones áridas y semiáridas del Caribe (Fleming and Racey 2010). Dos especies de murciélagos nectarívoros, el Murciélago Nectarívoro Llanero (Glossophaga longirostris) y el Murciélago Cardonero (Leptonycteris curasoae), son los principales polinizadores y dispersadores de semillas de varias especies de cactus columnarios, (Cereus repandus, Pilosocereus lanuginosus, Stenocereus griseus) y agaves (Agave cocuy) en la región (Nassar et al., 1997; Petit, 1995, 1997; Soriano et al., 1991). Su importancia radica en que estos cactus columnarios no solamente proveen de recursos a los murciélagos nectarívoros, si no que proveen agua, alimento y refugio a una innumerable cantidad de especies de vertebrados e invertebrados de estas regiones áridas, acentuándose su importancia como sostén de estas comunidades de animales en las largas épocas de sequía, cuando los recursos desaparecen rápidamente.

 Entonces, proteger las interacciones ecológicas murciélago-cactus y murciélago-agave se traduce en la protección de todas las cadenas tróficas enlazadas directa e indirectamente con estos mutualismos. La función de estas interacciones se vuelve crítica en islas pequeñas como las islas ABC, donde no se encuentran suficientes plantas para sostener las comunidades de fauna (Petit y Pors, 1996) y las poblaciones de murciélagos están declinando (Petit et al. , 2006).  Además de esto, las especies insectívoras cómo el Murciélago Fantasma (Mormoops megalophylla), El Murciélago de Espalda Desnuda, (Pteronotus davyi) y el Murciélago Pardo Desértico (Myotis nesopolus) entre otros, contribuyen al control de insectos que causan molestias y pueden ser vectores de transmisión de enfermedades a los seres humanos y también controlan plagas en los cultivos de maíz y sorgo entre otros. Basado en estos servicios ecosistémicos y en el hecho de que los murciélagos son virtualmente los únicos mamíferos nativos de las islas ABC, ellos deberían estar en el lugar número uno de la lista y planes de manejo de protección de especies terrestres, al igual que sus hábitats y refugios.

 Una gran proporción de las especies de murciélagos que habitan en las islas ABC dependen de cuevas para sus refugios diurnos, lugares de apareo y maternidad. Estas especies son gregarias, congregándose en números que pueden llegar hasta miles y en muchos casos, siendo una sola cueva compartida por varias especies. En la mayoría de los casos, las cuevas que son utilizadas por los murciélagos en las islas ABC se encuentran fuera de las áreas naturales protegidas y no tienen protección legal de ningún tipo ni tampoco planes de manejo. Esto representa un riesgo ya que estas colonias atraen la atención del público general y también de compañías de turismo sin entrenamiento adecuado para visitarlas y que pueden causar disturbios a estas colonias de murciélagos que llega a traducirse en algunos casos en alta mortalidad de los mismos, especialmente durante la épocas de natalidad y lactancia.

 Una protección adecuada de los murciélagos y sus hábitats en las islas ABC sólo se puede conseguir a través de la integración de diferentes disciplinas, instituciones y personas, organizadas a través de un plan estratégico, el cual presentamos a continuación.

 

VISIÓN DEL PPRABC:

QUE LOS MURCIÉLAGOS DE LAS ISLAS ABC Y SUS APORTES

ECOLÓGICOS SEAN CONOCIDOS, RESPETADOS

Y PROTEGIDOS POR SUS HABITANTES

 

 

MISIÓN DEL PPRABC:

GARANTIZAR LA PERMANENCIA DE POBLACIONES VIABLES

DE MURCIÉLAGOS EN LAS ISLAS ABC Y LOGRAR QUE EN ESTAS

 TRES ISLAS SE CONOZCA SU IMPORTANCIA ECOLOGICA

  

El  PPRABC, siguiendo el Plan Estratégico de RELCOM , ha identificado cuatro grandes grupos de amenazas que incluyen la mayoría de los factores que están afectando a las poblaciones de murciélagos en nuestras islas:

 

AMENAZA 1: PÉRDIDA DE HÁBITAT

 

La destrucción del hábitat es el proceso de destrucción, fragmentación y degradación de ecosistemas naturales en la que los organismos son incapaces de mantener poblaciones viables, teniendo como consecuencia la reducción en la biodiversidad y los procesos ecológicos en los que están involucrados.

 

Esa pérdida de hábitat es producto de varias acciones humanas que afectan a los murciélagos, entre ellas se encuentran la introducción de especies exóticas, ampliación de la frontera agrícola, ganadería, actividad forestal, minería, cultivos ilegales, urbanización y megaproyectos de energía eólica e industrias, entre otros. En las islas ABC  la destrucción, fragmentación y degradación del hábitat deriva en la pérdida de áreas boscosas, erosión, pérdida de suelo, de elementos claves del paisaje y de hábitats acuáticos de los que muchas especies de murciélagos dependen para alimentarse. El incremento de estas actividades puede traer  como consecuencia que varias especies no puedan adaptarse y se muevan del lugar o perezcan (extinciones locales). Actividades que desechan productos químicos en el medio terrestre o acuático podrían producir contaminación que afecte al agua y a los recursos tróficos de los que dependen los murciélagos y todas las otras especies de flora y fauna que habitan en las islas.

 

Se ha demostrado que existe un recambio de las especies de murciélagos cuando se modifica el ambiente y que el ensamblaje de especies se ve afectado. Este recambio puede provocar disminución  de las poblaciones de murciélagos y extinciones globales o locales. Estos dos efectos tienen como consecuencias importantes la ruptura y desbalance en las cadenas tróficas así como la disminución o pérdida de servicios ambiéntales (polinización, dispersión de semillas y control de plagas de insectos). Muchos estos efectos se dan en mayor grado en especies de murciélagos consideradas prioritarias, estas especies incluyen especies endémicas, especies amenazadas y especies migratorias.

 

METAS, OBJETIVOS E INDICADORES PARA CONSERVAR LOS MURCIÉLAGOS FRENTE A LA PÉRDIDA DE HABITAT

 

META 1: PREVENIR Y REDUCIR LAS PÉRDIDAS DE HÁBITATS NATIVOS QUE SON CAUSADAS POR ACTIVIDADES HUMANAS, CON ÉNFASIS EN LOS HABITATS DE LOS MURCIÉLAGOS.

 

OBJETIVO 1.1:  Supervisar constantemente que las autoridades competentes cumplan y hagan cumplir las leyes y normas vigentes relacionadas con las actividades humanas que potencialmente causan efectos en los murciélagos.

INDICADOR

-          Número de actividades en las que los murciélagos han sido considerados en actividades humanas que tienen un efecto sobre el hábitat.

 

OBJETIVO 1.2:  Asegurar que las poblaciones de murciélagos sean incluidas en las metodologías, lineamientos y protocolos de estudios de impacto ambiental que se lleven a cabo en las islas ABC.

INDICADOR

-          Número de estudios de impacto ambiental en que los murciélagos han sido considerados vs. número de estudios de impacto ambiental en los que no han sido considerados o que los estudios realizados sobre los murciélagos han sido realizados en forma no adecuada.

META 2: IMPLEMENTAR UN SISTEMA DE ÁREAS Y SITIOS DE PROTECCIÓN DE MURCIÉLAGOS EN LAS ISLAS ABC.

 

OBJETIVO 2.1: Identificar los sitios y las áreas de importancia para la conservación de murciélagos en cada una de las tres islas.

INDICADOR

-          Número de sitios y áreas identificados en cada isla.

 OBJETIVO 2.2:  Conseguir reconocimiento internacional a través de RELCOM en la forma de AICOMs y SICOMs  para los hábitats y sitios importantes para las poblaciones de murciélagos de las islas ABC. Mínimo 1 AICOM y 1 SICOM para cada una de las islas.

INDICADOR

-          Número de AICOM y SICOM logrados en cada isla.

OBJETIVO 2.3:  Conseguir protección legal para los sitios AICOM y SICOM si éstos se localizaran fuera de áreas naturales protegidas.

INDICADOR

Número de AICOM y SICOM con algún tipo de protección legal vs. Número de AICOMS y SICOMS sin ningún tipo de protección legal.

 

META 3: COMUNICAR LA IMPORTANCIA ECOLÓGICA DE LOS MURCIÉLAGOS Y LOS BENEFICIOS QUE APORTAN A LOS SERES HUMANOS PARA EVITAR LA DESTRUCCIÓN DE SU HABITAT.

 

OBJETIVO 3.1: Preparar un grupo de presentaciones en Papiamento, Holandés, Inglés y Español para niños en diferentes edades escolares y adultos que muestren claramente  la importancia ecológica de los murciélagos y las consecuencias de la destrucción de sus hábitats y hacer presentaciones regulares en escuelas y lugares públicos.

INDICADOR

-          Número de presentaciones y número de personas asistentes a las mismas.

OBJETIVO 3.2: Crear una página web, una página de Facebook, un blog del PCMABC y mantenerlos actualizados.

INDICADOR

-          Número de visitas a la página web, Facebook “likes” y blog posts.

OBJETIVO 3.3: Comunicar la importancia de los murciélagos a través de la prensa, en programas de radio y de televisión. 

INDICADOR

-          Número de artículos en la prensa y  apariciones en  radio y TV local, nacional e internacional.

 

AMENAZA 2: PERTURBACIÓN Y/O SDESTRUCCIÓN DE REFUGIOS

 

Definición de Refugio: Es un espacio que brinda a los murciélagos las condiciones propicias para realizar determinadas funciones biológicas (hibernación, reproducción, descanso, alimentación, etc.)

 

Podemos dividir los refugios en dos grandes grupos:

1.                 Refugios Naturales: Cuevas, Grietas, Huecos, troncos y raíces de árboles, Follaje, Termiteros, etc.

2.                 Refugios Artificiales: Techos, puentes, minas, diques, drenajes y túneles,  estructuras abandonadas, sitios arqueológicos, etc.

 

Las Amenazas que afectan a los refugios se pueden dividir y definir de la siguiente forma:

 

Directas

Desaparición o modificación del refugio con la finalidad de eliminar los murciélagos. Ejemplos, quema de troncos y ruedas dentro de cuevas, modificación de construcciones, etc.

 

Indirectas.

- Desaparición o modificación del refugio con fines distintos a eliminar los murciélagos (actividades humanas que afectan los refugios)

-Modificación y destrucción por actividades de aprovechamiento de recursos (guano, madera), turismo, prácticas militares

-Vandalismo en cuevas

-Deforestación alrededor de las cuevas.

-Urbanización (para ciertas especies).

-Extremo climáticos (inundaciones, huracanes, etc.)

 

Contexto: La mayoría de los problemas relacionados con los refugios están asociados a una imagen negativa generalizada con la comunidad. Muchas veces esta imagen negativa es provocada por el tema de los vampiros.

 

Definición de Refugio Prioritario: es un refugiol que alberga especies que presentan alguno(s) de los siguientes atributos: Hibernan, especies en riesgo, endémicas, migratorias, servicios ecosistémicos, alta riqueza de especies, son usados con fines de reproducción.

 

METAS, OBJETIVOS E INDICADORES PARA CONSERVAR LOS MURCIÉLAGOS FRENTE A LA DESTRUCCIÓN Y PERTURBACIÓN DE REFUGIOS

 

 

META1: IDENTIFICACION Y CONSERVACION DE REFUGIOS PRIORITARIOS

 

OBJETIVO 1.1: Llevar a cabo sesiones de muestreo con redes de niebla y trampas arpa en todos los refugios conocidos de las islas ABC en un período de dos años e identificar aquellos que califican como refugio prioritario y, por lo tanto,ameritan reconocimiento y protección.

INDICADOR

-          Número de refugios muestreados vs. número de refugios conocidos.

META 2: BRINDAR PROTECCIÓN FISICA (EN FORMA DE REJAS) A LOS  REFUGIOS PRIORITARIOS.

 

OBJETIVO 2.1: Obtener los permisos necesarios para instalar mecanismos de protección en el 100% de los refugios que lo ameriten en las tres islas en un plazo de 5 años.

INDICADOR

-          Número de permisos obtenidos.

OBJETIVO 2.2: Diseñar e instalar un mecanismo de protección del refugio en el 100% de los refugios que lo ameriten en las tres islas en un plazo de 5 años.

INDICADOR

-          Número de mecanismos instalados.

 

META 3: BRINDAR PROTECCION LEGALA LOS REFUGIOS PRIORITARIOS.

 

OBJETIVO 3.1: Crear 1 plan de manejo para los refugios prioritarios identificados en cada isla. Los planes de manejo deben tener en cuenta la protección de las poblaciones de murciélagos  así como deben contemplar la posibilidades de actividades comerciales del tipo recreacional y educativo en forma controlada.

INDICADOR

-          Número de planes de manejo creados e implementados.

OBJETIVO 3.2: Obtener alguna forma de protección legal para todos los refugios prioritarios de las tres islas que se encuentran fuera de las zonas naturales protegidas.

INDICADOR

-          Número de refugios con protección legal fuera de las zonas naturales protegidas existentes para el año 2014.

AMENAZA 3: CONFLICTOS MURCIÉLAGO—HUMANO Y ENFERMEDADES EMERGENTES

 

Cuando la calidad de vida de los humanos se ve afectada por la presencia de murciélagos surgen los conflictos entre ambos. La resolución inadecuada de estos conflictos implica una amenaza para las poblaciones de murciélagos, dado que comúnmente la solución es la exterminación indiscriminada. Esto conlleva la pérdida de poblaciones de murciélagos que cumplen funciones importantes para el mantenimiento de diversos procesos que aseguran la persistencia de ecosistemas naturales.

 

Las principales causas que provocan los conflictos son:

Zoonosis (enfermedades emergentes y re-emergentes). Se define como zoonosis a la enfermedad que puede transmitirse de animales vertebrados, como los murciélagos, a los humanos.

Sanidad animal. Se define sanidad animal como las practicas que aseguran que animales domésticos se mantengan en estados óptimos para su manejo y consumo. En los intentos por controlar las poblaciones de murciélagos que amenazan la salud de los animales domésticos y por la falta de información veraz sobre la historia natural de los murciélagos se hacen controles mal dirigidos que terminan en la eliminación de otras especies no relacionadas con el conflicto.

 

Al contrario que en el continente Suramericano, en las islas ABC no se ha registrado hasta el día de hoy ninguna de las tres especies de murciélago vampiro, así como ningún caso de rabia en animales domésticos o silvestres, ni cualquier otro caso de enfermedad transmitida por murciélagos. Esto se traduce en que el tema de enfermedades emergentes no sea un tema prioritario en esta región. Por lo tanto, el PCMABC no presenta en este plan estratégico metas, objetivos e indicadores en esta área y las actividades se limitarán a hacer llegar al público los comunicados generados por RELCOM sobre este tema.

 

AMENAZA 4: AMENAZAS EMERGENTES

 

Los desarrollos para producción de energía eólica, las especies invasoras y un problema de reciente aparición como es el Síndrome de la Nariz Blanca, constituyen ejemplos de amenazas emergentes que pudieran en los venideros años convertirse en causal de importantes reducciones poblacionales para muchas especies de murciélagos.

La necesidad de nuevas fuentes de energía está causando que cada vez más en todo el mundo se desarrollen nuevos proyectos de producción de energía eólica, que pese a ser necesarios económica y socialmente, ya han causado tasas significativas de mortalidad en aves y murciélagos de varias regiones. Las islas ABC deben estar preparadas para hacer frente a los efectos negativos sobre los murciélagos y sus hábitats de esta nueva forma de producción de energía, de manera que podamos mitigar sus efectos trabajando en un ambiente de cooperación con las compañías que dirigen los proyectos.

La introducción de especies exóticas invasoras es una amenaza que afecta directamente a muchos murciélagos en las islas. Depredadores como los gatos, mamíferos herbívoros introducidos y el incremento en el uso de especies no nativas de plantas que afectan la calidad del habitat, ya están perjudicando a los murciélagos.  Debido a la globalización, es cada vez mayor la intensidad de los efectos de las especies exóticas y  se deben iniciar acciones para reducir los efectos negativos de estas especies.

 

METAS, OBJETIVOS E INDICADORES PARA CONSERVAR LOS MURCIÉLAGOS FRENTE A LA ENERGIA EOLICA

 

 

META 1: ASEGURARSE QUE LOS ESTUDIOS DE IMPACTO AMBIENTAL INCLUYAN A LAS POBLACIONES DE MURCIÉLAGOS  DE LAS ISLAS Y QUE LA METODOLOGÍA Y APLICACIÓN DE LA MISMA DURANTE EL ESTUDIO SEA LLEVADA A CABO ADECUADAMENTE.

 

OBJETIVO 1.1: Comunicarse con los responsables de proyectos de energía eólica que estén planeados en las islas ABC para discutir los estudios Impacto Ambiental en relación a los murciélagos y ofrecer cooperación para la realización de los mismos.

INDICADOR

-          Número de proyectos nuevos de energía eólica en la que el PPRABC ha participado con resultados positivos vs. Número de proyectos nuevos donde no hubo participación.

 

OBJETIVO 1.2: Proveer información al público en general sobre la amenaza de la energía eólica a través de los mecanismos de comunicación (página web, Facebook, prensa, radio, etc.) disponibles al PABC.

INDICADOR

-          Cantidad de información actualizada disponible en los medios de comunicación.

 

METAS, OBJETIVOS E INDICADORES PARA CONSERVAR LOS MURCIÉLAGOS FRENTE A LAS ESPECIES EXOTICAS INVASORAS

 

 

META 1: REDUCIR EL EFECTO NEGATIVO DE LAS ESPECIES INVASORAS SOBRE LOS MURCIELAGOS EN LAS ISLAS ABC.

 

OBJETIVO 1.1:  Promover y participar activamente en proyectos de erradicación y control de especies exóticas que surjan en cualquiera de las tres islas.

INDICADOR:

-          Número de proyectos de remoción y control en los que se participa activamente.

OBJETIVO 2.1:  Promover y participar activamente en proyectos de reforestación con especies nativas que surjan en cualquiera de las tres islas.

INDICADOR:

-          Número de proyectos de reforestación en los que se participa activamente.

Hazte miembro voluntario:

Únete a nosotros totalmente gratis y sin ningún tipo de compromiso. Danos tu información de contacto y habilidades colocando tu información en este link. En este formulario encontrarás una lista de las habilidades que necesitamos en este grupo. El PPRABC provee entrenamiento a los nuevos voluntarios en técnicas de trabajo de campo incluyendo la captura y manipulación de murciélagos para la obtención de data. Tu institución o empresa también pueden hacerse miembros del PPRABC.

Donaciones:

Puedes donar dinero, equipos o materiales al PPRABC poniéndote en contacto con Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tus ideas:

El PPRABC está abierto a ideas nuevas y que nos puedan ayudar a alcanzar nuestras metas de conservación de las poblaciones de murciélagos y sus hábitats en las islas ABC.

El PPRABC, como miembro de RELCOM (Red Latinoamericana y del Caribe para la Conservación de los Murciélagos), respalda completamente y se identifica con la posición oficial de esta red, la cual citamos a continuación.

Desenmascarando la relación entre los murciélagos y las enfermedades emergentes: un llamado a la cordura y el rigor científico.

(Preparado por Rodrigo A. Medellín y Luis R. Víquez-R.)

24 de agosto de 2013

Todos hemos escuchado las palabras virus, patógeno, bacterias, mortal, epidemia, contagio y murciélago, y generalmente de manera independiente o en oraciones separadas. Pero en la última década, desafortunadamente, ha sido cada vez más frecuente su uso en la misma oración. Tanto los medios de comunicación especializados como aquellos para el público general caen en este terrible patrón: asocian a los murciélagos con términos como epidemia y contagio cuando realmente son conjeturas y verdades a medias.

Recientemente los murciélagos han sufrido serias amenazas, desde el Síndrome de la Nariz Blanca y la destrucción de sus hábitats hasta el establecimiento de parques de aerogeneradores que matan cientos de miles de murciélagos al año. Pero hoy los murciélagos enfrentan una amenaza más que afecta su imagen y que está haciendo que el público una vez más se vuelque en su contra.

En las últimas décadas, lo biólogos hemos borrado la falsa y negativa imagen que se les ha atribuido a los murciélagos a raíz de un injusto trato mediático alimentado por la ignorancia, los titulares sensacionalistas, los mitos, y la falta de valoración de los servicios ambientales que ellos nos proporcionan. Esta lucha contracorriente ha logrado grandes éxitos y es innegable que hoy los murciélagos gozan de una imagen mucho más positiva y veraz que la que existía hace 40 años.

Sin embargo, este trabajo y la imagen de los murciélagos se encuentran hoy en peligro debido a que los investigadores que trabajan en enfermedades infecciosas emergentes (EIE) hacen constante referencia a haber hallado "un nuevo virus" y que este puede trasmitirse entre murciélagos y humanos. Usualmente estas inferencias se han hecho con evidencias débiles, típicamente circunstanciales. Es claro que hay muchos millones de dólares invertidos en las EIE, y que hay una tendencia a que mientras más se usen los términos señalados arriba, será más probable la obtención de la siguiente subvención. Es claro, la alarma vende. Sin embargo es prudente dar un paso atrás y no caer en ciclos nocivos carentes de

información. Este círculo vicioso de señalar a los murciélagos como los transmisores de enfermedades, que en la mayoría de las ocasiones no está demostrado con evidencia sólida, está hoy causando serios estragos y representa una renovada e infundada amenaza que retrasa y debilita los procesos de conservación que sí tienen sólidas bases científicas y socioeconómicas. Este círculo vicioso de apuntar a los murciélagos como los transmisores de enfermedades que la mayoría de las veces no está demostrado con evidencia sólida, y que en el remoto caso de que esto sucediera, sería un riesgo infinitesimal comparado con vivir en una ciudad, viajar en avión o caerse en la ducha, está hoy causando serios estragos y representa una renovada e infundada amenaza a los murciélagos que tiene severas implicaciones para su conservación. Hoy países como la India y Trinidad y Tobago han declarado a los murciélagos en conjunto como fauna nociva, y las llamadas aterrorizadas a los centros de salud por la ocasional e inocente presencia de un murciélago en el patio de la casa o la oficina, van en aumento rampante. Por ejemplo, recientemente el New York Times y la cadena televisiva estadounidense NBC apuntan prematuramente y sin bases sólidas a los murciélagos como el origen del Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS por sus siglas en inglés).

Es tiempo de aclarar las cosas. La Red Latinoamericana para la Conservación de los Murciélagos (RELCOM), ha decidido pronunciarse a nivel continental para defender la verdad, usando la evidencia disponible como única base, y evitando especulaciones y extrapolaciones que carecen de sustento.

Hoy, la capacidad de detectar trazas minúsculas de virus o incluso de la huella inmunológica que han dejado, es enormemente superior a la que teníamos hace 20 o 30 años, lo que nos permite encontrar rastros de virus en las muestras más inimaginables, desde los geiseres hirvientes hasta el fango marino, y ello no ha causado ningún incremento de brotes o enfermedades en los humanos. Hoy estamos conscientes de lo poco que sabemos acerca de los virus. Conocemos menos de 5,000 tipos de virus por su nombre, pero las estimaciones recientes indican que existen más de 1031 tipos distintos, y ello no ha causado ningún incremento de brotes o enfermedades en los humanos. También sabemos que 1 ml de agua de mar contiene hasta 10 millones de partículas virales, y 1 kg de sedimento oceánico contiene 1 millón de secuencias virales distintas, y ello no ha causado ningún incremento de brotes o enfermedades en los humanos. También sabemos que una muestra de excremento de un humano sano contiene >1,200 genotipos virales distintos, y ello no ha causado ningún incremento de brotes o enfermedades en los humanos. Nuestra ignorancia es tan extensa, que ni siquiera sabemos lo que habita en nuestros ombligos: en muestras de 60 humanos sanos se encontraron por lo menos 2,368 filotipos bacterianos distintos, en promedio 67 filotipos por ombligo! Y ello no ha causado ningún incremento de brotes o enfermedades en los humanos. La triste, deleznable y muy antigua práctica de comer murciélagos, extendida en varios países de Asia y África, nos proporciona otro punto de evidencia de que las supuestas transmisiones de EIE entre murciélagos y humanos son sacadas de toda proporción; si en verdad los murciélagos fueran la fuente de riesgos a la salud que pregonan las noticias, hace mucho tiempo que la gente que consume esos murciélagos habría sufrido los estragos de algún virus mortal, y eso no ha sucedido. Esto, por supuesto,

no condona la práctica de comer murciélagos que debería ser eliminada por la severa mortalidad de zorros voladores que causa. Un murciélago vivo es mucho más valioso que uno muerto.

Por si esto fuera poco, debemos recordar que los virus son las entidades biológicas más abundantes numéricamente en la tierra, y han acompañado a los seres vivos desde su origen hace más de 2,000 millones de años, y además juegan papeles esenciales para el funcionamiento de los ecosistemas como los bacteriófagos, sin los cuales las poblaciones bacterianas crecerían sin control.

En conclusión, cuando aparezcan noticias sensacionalistas con títulos como: “Asesinos sueltos: los virus que amenazan nuestra supervivencia”, o “El virus mortal que ha matado a 47 personas está conectado a los murciélagos”, debemos recordar que la evidencia que usan esos autores es en general extremadamente tenue y dista mucho de demostrar fehacientemente que los murciélagos son los vectores de esos patógenos, y que la enfermedad misma dista muchísimo de ser una amenaza epidémica para el mundo. Hacemos desde aquí un llamado a los investigadores en EIE para que:

1. Suspendan la práctica de llamar “nuevos” a los virus que encuentran en la vida silvestre. Son simplemente virus que no han sido previamente reportados, pero nada tienen de nuevos.

2. Detengan las extrapolaciones y aseveraciones dudosas apoyadas por evidencias tenues y sin fundamento de que los murciélagos son los vectores de dichos patógenos hasta no tener datos duros que demuestren fuera de toda duda dichas relaciones.

3. Incorporen a su discurso hechos irrefutables, por ejemplo lo poco que conocemos de los virus, su diversidad, su patogenia y sus medios de transmisión. Asimismo, deben aclarar las altísimas probabilidades de encontrar virus no reportados previamente en casi cualquier sitio, desde el suelo de nuestro jardín hasta la superficie de nuestra mesa de cocina y al interior de nuestro ombligo.

4. Incorporen a su discurso los grandes beneficios que proporcionan tanto los murciélagos como los virus, y adviertan a los medios y al público en general que un mundo sin murciélagos y sin virus sería muy probablemente un mundo muerto y los beneficios para la vida se verían severamente truncados.

5. Se unan a la verdadera lucha por conservar a los murciélagos y a toda la biodiversidad, no sólo con discursos débiles sino verdaderamente aportando conocimiento para entender los ciclos ecológicos de los cuales los patógenos son parte, y demostrando que los brotes de las EIE son más probables cuando los humanos destruimos los ecosistemas.